Bolivia

La migración en Bolivia -  Generalidades

Si bien Bolivia se ha caracterizado por ser un país de emigración, en algunas épocas el Estado boliviano fomentó la inmigración internacional con el objetivo de lograr un proceso de colonización de tierras poco pobladas, principalmente del oriente boliviano. No obstante, a pesar de los diversos intentos, no se logró atraer un flujo relevante de inmigrantes.
En efecto, durante el Siglo XX fueron grupos muy reducidos de judíos, árabes, menonitas y japoneses los que arribaron al país. La cantidad total de inmigrantes a lo largo de este siglo nunca supuso un volumen significativo, situándose alrededor del 1% de la población entre los censos de población de 1976 y 2001, sin llegar a superar las 100 mil personas.
Los países limítrofes constituyeron los principales emisores de migración hacia el territorio boliviano. En este sentido, argentinos, brasileños y peruanos han sido los colectivos extranjeros más numerosos en el país, estableciendo su residencia principalmente en los departamentos del denominado “eje central”, Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, lugares que se han caracterizado por un mayor desarrollo económico.
En cuanto a lo referido a las migraciones internas, Bolivia se ha destacado por presentar grandes flujos históricos. Así, diversos episodios, como la “Marcha hacia el Oriente”, generaron procesos de colonización interna en las zonas más despobladas del país. Los flujos internos mantienen su continuidad y en la actualidad Bolivia atraviesa por un proceso de desruralización a través del cual miles de campesinos abandonan el campo en una migración dirigida principalmente hacia las ciudades, en donde se presentan mejores oportunidades laborales.
Este fenómeno de migración interna coexiste con el de la emigración. Algunos segmentos de la población, principalmente urbanos y con determinadas características socioeconómicas, optan por la salida del país.
Actualmente, se estima que más de 700 mil bolivianos viven en el exterior, lo que representa alrededor del 7% de la población total. Estos movimientos han tenido como destino principal Argentina, tratándose de uno de los flujos migratorios más constantes y antiguos.
En relación con la emigración extrarregional, en la última década se ha puesto de manifiesto una migración dirigida hacia España, donde el desarrollo económico y el auge de la construcción hizo que este colectivo aumentara exponencialmente. 
Por último, otro destino más antiguo y de gran relevancia de la migración boliviana es Estados Unidos de América.

Principales Áreas de Acción y temáticas de la OIM en Bolivia

1. Situaciones de Emergencias

La OIM trabaja en el marco del Comité Permanente Interagencial (IAS) proveyendo asistencia humanitaria a las personas en situaciones de emergencia e iniciativas de reconstrucción posteriores a las mismas. Para esta labor, la OIM coordina el despliegue rápido de personal y recursos en las emergencias y supervisa programas y proyectos durante la fase de respuesta a la emergencia. Adicionalmente contribuye al desarrollo de acciones de alerta tempana y mantiene una estrecha vigilancia sobre la aparición de crisis humanitarias, para lo cual participa en procesos de evaluación y colabora en el desarrollo e implementación de proyectos, participando activamente en otros grupos relacionados a la implementación de refugios temporales, salud y protección entre otros. Actualmente se participa en la implementación de un proyecto de resiliencia a inundaciones en Bolivia en coordinación con la Organizaciones de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

2. Migración Laboral

La OIM brinda asistencia especializada a los gobiernos, en la facilitación de los procesos de migración laboral regulada y asistencia directa a las y los migrantes. El propósito de la OIM en la temática de migración laboral es el de facilitar el desarrollo de políticas y programas que puedan beneficiar mutuamente y de forma individual, a los gobiernos involucrados, migrantes y sociedad.

3. Integración de Migrantes

La integración de las y los migrantes es esencial para una gestión de la migración efectiva. La OIM apoya políticas y estrategias que promuevenla inclusión social, económica y cultural de las y los migrantes en su nuevo ambiente en los países de destino, así como la educación a las comunidades receptoras sobre la potencial contribución de los recién llegados. Para este propósito, la OIM promueve la difusión de información sobre los derechos y obligaciones de migrantes, prestación de asesoramiento y orientación relacionada a servicios disponibles, entre otros.

4. Asistencia de Reasentamiento

A fin de coadyuvar con el Gobierno boliviano en su política de transformación de la estructura de tenencia y acceso a la tierra y bosque a través de la distribución y redistribución de la tierra a los sectores marginados, la OIM colabora en el establecimiento y consolidación de mecanismos que faciliten el reasentamiento económicamente sustentable y socialmente digno de estas comunidades. Para este fin proporciona asistencia técnica especializada en el traslado organizado de comunidades desplazadas internamente y que requieran asistencia antes, durante y después del proceso de reasentamiento.

5. Migración y Desarrollo

Las actividades para en esta área incluyen el fortalecimiento de la capacidad de los gobiernos y otros actores interesados, para involucrar efectivamente a las poblaciones migrantes en los procesos de desarrollo en sus países de origen, el fomento de desarrollo económico y comunitario en las zonas donde hay un alto nivel de emigración, la mejora de la incidencia de las remesas en el desarrollo y la facilitación del retorno y la reintegración de nacionales calificados.

6. Retorno Voluntario y Reintegración

Es uno de los servicios de gestión de la migración que la OIM Bolivia continúa desarrollando. Su objetivo es el retorno y reintegración ordenada, en condiciones humanas y costo efectivas de los migrantes que no pueden o no quieren permanecer en los países de acogida y desean regresar voluntariamente a Bolivia. Esta asistencia también puede incluir: elaboración de perfiles de los grupos destinatarios, información y asesoramiento a los potenciales retornados, asistencia médica, y asistencia para la reintegración a largo plazo en los países de origen, con el fin de facilitar el retorno sostenible. Los casos atendidos proceden de Italia, Suiza, Londres, Irlanda y Bélgica.

7. Políticas públicas e investigación

La OIM tiene la función de protección de las y los migrantes en atención a los principios y valores del Estado Plurinacional de Bolivia, lo que determina y orienta su actuación institucional como organismo especializado en las decisiones y acciones relativas a la problemática migratoria nacional. Trabaja la política migratoria, derechos civiles y políticos de migrantes y la investigación, planteándose las siguientes acciones: Desarrollar una base de datos nacional sobre migración, promover una red nacional de investigadores, difusión e intercambio de trabajos de investigación con centros de referencia regional y nacional. Acciones en curso relacionadas a esta esfera son implementadas en el marco de un proyecto de Optimizacióndel Sistema Integrado de Control Migratorio en Bolivia.

8. Migración y cambio climático

Los procesos migratorios, movimiento y/o desplazamiento de personas asociada a efectos de cambio climático y desastres socio-naturales, no son fenómenos nuevos pero requieren un entendimiento más comprensivo del mismo y que haga énfasis en la compleja relación entre migración y cambio climático. La integralidad para la formulación de políticas en este ámbito es particularmente importante debido a la naturaleza compleja, transnacional y multifacética de la migración, para lo cual se requieren acciones que sienten las bases para el desarrollo de capacidades resilientes. Actualmente se realizan gestiones con entidades estatales para la implementación de un proyecto orientado a desarrollar una mayor comprensión de la relación migración, cambio climático y gestión de riesgo.

9. Lucha contra la trata de personas

La OIM tiene un enfoque integral a la Trata y Tráfico de personas en un contexto más amplio de gestión de la migración, que se basa en tres principios: respeto de los derechos humanos; bienestar físico, mental y social del individuo y su comunidad; y sostenibilidad a través de la creación de capacidad institucional en los gobiernos y la sociedad civil. La misión de la OIM es la de luchar contra todas las formas de explotación de migrantes, especialmente las graves violaciones a los derechos humanos que sufren las personas objeto de trata. Entre las áreas de acción están: la prevención, protección, persecución, cooperación técnica, base de datos sobre trata de personas e investigación.