En Brasil la OIM organiza proyecciones especiales de videos participativos en el marco del Festival Internacional de Cine sobre Migración


Saturday, June 9, 2018

Boa Vista – Más de 300 indígenas pertenecientes a los grupos étnicos Waraoe y Eñepas de Venezuela, las autoridades locales y representantes de ONG se reunieron la semana pasada (31/05) en el Albergue de Pintolandia, en Boa Vista, Brasil, para una edición especial del Festival Internacional de Cine sobre Migración (GMFF por su sigla en inglés).

El evento fue organizado por la OIM, por socios locales y por las autoridades, a fin de presentar dos videos creados por 20 miembros del albergue que fueron capacitados en la realización de videos participativos por facilitadores del GMFF de la OIM durante cuatro días. Estos indígenas se vieron afectados por la situación en Venezuela y abandonaron el país para poder cubrir necesidades básicas tales como las relacionadas con los alimentos y los medicamentos.

El Estado de Roraima ha registrado la cifra más elevada de venezolanos que han ingresado a Brasil recientemente. De acuerdo con el Gobierno de dicho país, hasta abril más de 40.000 venezolanos habían solicitado la regularización de su condición migratoria en el país.

Por medio de juegos y ejercicios, los Waraos y los Eñepas aprendieron a usar los equipos de video y eligieron los temas y las historias que deseaban registrar en sus películas. Por medio de un proceso participativo de edición, editaron sus videos que fueron proyectados a la comunidad radicada en Pintolândia, un albergue específicamente establecido para migrantes indígenas que en la actualidad alberga a más de 700 personas.

Esta iniciativa persigue empoderar y ampliar las voces afectadas de la comunidad, además de incentivar la cohesión social entre los diferentes grupos étnicos y las comunidades que viven en el albergue.

De acuerdo con Madga Azevedo, Representante de la Oficina del Secretario de Trabajo y Bienestar Social – la entidad gubernamental a cargo del albergue de Pintolândia – el método utilizado sirve para fortalecer la integración de los dos grupos indígenas que habitan el mismo espacio. “Me sentí emocionada por las reacciones de cada uno de ellos al ver sus propios videos. Los mismos se referían al empoderamiento y al auto reconocimiento,” agregó.

Inmediatamente después de la proyección, quienes participaron en el proceso de realización de los videos participativos hablaron acerca de cómo se sentían tras haberse visto a sí mismos en la pantalla grande junto a otros miembros de sus comunidades. “Disfruté de que nos ocupáramos de dos temas: los Waraos y los Eñepas. Esto fue excelente porque nunca nos hemos mirado a nosotros mismos de esa manera, a través de una cámara de video. Fue como una gran reunión entre las dos etnias que conviven aquí. Fue maravilloso ver lo que ocurría,” explicó Baudillo Centeno, un participante Warao.

Karina Lopez, una participante Eñepa dijo que estaba encantada tras la proyección: “Me gusto mucho ver los dos videos y también disfruté del hecho de que fueron realizados por nosotros mismos”.

Con casi 80 años, Pillar Paredes fue la participante de más edad en ambos grupos y nunca antes había hecho un video. Ella filmó un segmento presentando una danza típica de los Waraos. Durante la proyección del video, estaba sentada al lado de su nieta que lanzó una carcajada cuando Pillar apareció en la pantalla grande bailando y cantando. ¿Su reacción luego de haber visto el video? “He decidido que enseñaré nuestras danzas tradicionales a nuestros niños y niñas”.

Las dos facilitadoras que condujeron el proceso, Amanda Nero, Funcionaria de Comunicaciones de la OIM y Fernanda Baumhardt, experta en videos participativos perteneciente al Consejo Noruego de Refugiados o NORCAP, destacaron el hecho de que el proceso representó un gran desafío ya que ambos grupos étnicos tienen maneras muy diferentes de expresarse y comunicarse. “Fue importante tener dos procesos diferentes para cada grupo de modo tal de poder respetar el estilo y el ritmo de cada uno de ellos”, explicó Nero. Baumhardt observó que a pesar de que proceden de dos grupos indígenas diferentes, presentan similitudes en muchos aspectos. “También tienen historias, necesidades e inquietudes parecidas,” explicó Baumhardt.

Recientemente la OIM ha realizado un estudio acerca de los derechos y el estatus legal de los migrantes indígenas en Brasil, especialmente los Warao. A través de dicho estudio, la OIM puso de relieve las herramientas legales con las que cuentan, a fin de garantizar un tratamiento igualitario a los grupos indígenas de Brasil y de Venezuela y para poner el foco en los pedidos de los Warao relacionados con reformular las políticas públicas para adaptarlas a sus necesidades específicas, salvaguardando su identidad indígena. Se puede encontrar más información acerca de este trabajo investigativo aquí.

El Proyecto de Video Participativo del GMFF de la OIM es una iniciativa que procura amplificar las voces, empoderar e incentivar la cohesión social en las comunidades afectadas de migrantes. La gira del taller comenzó en Amman, Jordania, en octubre de 2017. En noviembre la OIM fue a Malakal, en Sudán del Sur, a fin de trabajar con las comunidades que habían escapado de la guerra y la violencia y en diciembre del año pasado el taller se realizó con un grupo de migrantes radicados en Ginebra, Suiza.

La iniciativa es financiada por el Fondo de Desarrollo de la OIM (IDF por su sigla en inglés) y recibe el apoyo de NORCAP.

Mire cómo se produjeron los videos.

Para mayor información por favor contactar a  Amanda Nero en la Sede de la OIM, Tel: +41 227 179 482, Email: anero@iom.int