Procesos de Integración Regionales

Como parte del apoyo a los procesos de integración regional, la OIM asiste técnicamente a los gobiernos en la implementación de iniciativas que contribuyan a la libre movilidad de las personas migrantes en América del Sur.

Procesos de regularización, iniciativas para facilitar la residencia así como la implementación de proyectos para la integración socio cultural e inserción laboral, hacen parte de los esfuerzos gubernamentales que la OIM apoya en la región, desde su enfoque de derechos. La OIM reconoce los avances logrados en materia migratoria en el contexto del MERCOSUR, la CAN, UNASUR y CELAC.

 

En los últimos años América del Sur ha atravesado un proceso de fortalecimiento de los temas migratorios en la agenda multilateral, a partir de los avances registrados en el marco de los procesos regionales de integración: Mercado Común del Sur (MERCOSUR), Comunidad Andina de Naciones (CAN), Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Así, desde hace una década esta región ha introducido cambios significativos en las políticas migratorias, adoptando decisiones e implementando acciones importantes relativas a la libre circulación y residencia y a la promoción y acceso a derechos de los nacionales de los países de la región.

En relación con la CAN, se registran avances en relación con la facilitación de la circulación y control migratorio en el espacio intracomunitario, la facilitación de la migración laboral en el espacio intracomunitario y la protección y asistencia consular a los ciudadanos andinos en el espacio extracomunitario. Con respecto al MERCOSUR, son de destacar los progresos en materia de acuerdos regionales, como son: el Acuerdo sobre regularización interna de los ciudadanos de los Estados Partes del MERCOSUR (2002), el Acuerdo sobre residencia para los nacionales de los Estados Partes del MERCOSUR (2002) y la Declaración de Santiago sobre Principios Migratorios (2004), entre otros. Los avances alcanzados en uno u otro nivel, reforzados a partir de las interrelaciones que fueron constituyéndose con el paso del tiempo entre las instancias nacionales y las supranacionales, han servido para impulsar reformas en la materia que han penetrado y logrado modificar los rumbos marcados durante las últimas décadas en los países de la región.

La OIM procura una vinculación creciente a aquellos organismos políticos (UNASUR) y de integración (CAN y MERCOSUR), con el propósito de apoyar la inclusión efectiva de la temática migratoria de manera de avanzar en los objetivos estratégicos planteados por la Organización, y de cara a las necesidades de sus Estados Miembros a este respecto.

La UNASUR ha desarrollado una hoja de ruta para el establecimiento de una ciudadanía sudamericana. Un grupo de trabajo para avanzar en este concepto fue establecido en el marco de UNASUR.