Comunicado
Global

Comunicado de la OIM sobre la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección

Los Ángeles – Hoy, 10 de junio de 2022, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) da la bienvenida a la Declaración de Los Ángeles adoptada en la Cumbre de las Américas.  Se trata de una noticia muy alentadora para un continente que ha sido testigo de una cifra récord de personas que con frecuencia emprenden viajes arriesgados y a menudo fatales a la búsqueda de mejores oportunidades para ellas mismas y sus familias. 

La Declaración de Los Ángeles parte de la base de principios e instrumentos adoptados internacionalmente, entre los cuales se encuentra el Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular. 

A través de esta Declaración, los países de las Américas reconocen la urgente necesidad de trabajar de manera colaborativa para proteger la dignidad, la vida y los derechos humanos de todos los migrantes con independencia de su condición migratoria. La OIM aplaude este compromiso como paso fundamental hacia la tarea de gestionar de manera efectiva los movimientos migratorios en las Américas.

El reconocimiento de que ningún país puede por sí solo apuntalar las tremendas oportunidades y abordar los desafíos planteados por las personas en movimiento ocupa un lugar central en la cuestión de una migración bien encauzada. El documento adoptado hoy deja claro que la buena gobernanza de la movilidad humana debe incluir la solidaridad y la responsabilidad compartida de todos los Estados, sea que se trate de países de origen, de tránsito o de destino de los migrantes y que la mayor parte de los países caen en alguna de esas categorías. Dicho reconocimiento promueve también la cooperación internacional y el multilateralismo que son inherentemente necesarios para poder abordar la naturaleza transnacional de la movilidad humana. 

La OIM reafirma su predisposición inquebrantable para trabajar con los países de las Américas a fin de mitigar los agentes impulsores adversos que fuerzan a las personas a irse de sus países de origen o tránsito, en particular a la luz de las actuales tasas record de inflación, de la contracción socioeconómica provocada por la pandemia de COVID-19, los impactos cada vez mayores de la degradación ambiental, exacerbados por el cambio climático y la cada vez mayor inseguridad alimentaria que vienen a agregarse a los factores subyacentes y estructurales ya existentes que impulsan la migración. La OIM reitera su compromiso en cuanto a apoyar a los Gobiernos de las América para que puedan abordar, entre otros, la migración irregular, facilitar la reintegración sostenible de las personas retornadas y luchar contra la trata de personas. 

También estamos muy ansiosos de poder trabajar junto a los Gobiernos en las Américas para apoyar a las comunidades de acogida y de tránsito, promover vías regulares para una migración segura y ordenada, la inclusión social y el acceso a la protección internacional y de otras clases en donde fuera necesario, proveer apoyo a la respuesta de emergencia y la asistencia humanitaria en situaciones de movimientos migratorios de personas vulnerables, promover oportunidades para el acceso a empleo digno, intercambio de información y diálogos sobre políticas a nivel regional, y promoción de la migración segura, ordenada, humana y regular, aplicando los principios de derechos humanos, brindando una respuesta adecuada a las cuestiones de género y mostrando sensibilidad ante las problemáticas vinculadas a la infancia. 

Finalmente, la OIM reitera su predisposición y capacidad para apoyar a los países en las Américas en la difícil tarea de lograr que los compromisos delineados en papel en esta Declaración puedan convertirse en realidades concretas. 

SDG 10 - REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES
SDG 16 - PAZ, JUSTICIA E INSTITUCIONES SÓLIDAS
SDG 17 - ALIANZA PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS