Autoridades de países de América del Sur junto a ACNUR, OIM, UNICEF y el IPPDH abordaron desafíos para la protección de la niñez venezolana migrante y refugiada


Friday, March 29, 2019

Buenos Aires .- Durante una Reunión Técnica de Alto Nivel los días 27 y 28 de marzo en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), junto con el Instituto de Políticas Públicas y Derechos Humanos del MERCOSUR (IPPDH),  convocaron a representantes institucionales de países de América del Sur receptores de personas refugiadas y migrantes de Venezuela para intercambiar experiencias acerca de los retos y oportunidades para la protección de la niñez y adolescencia venezolana.

Con la presencia de representantes técnicos de instituciones nacionales de los sectores de refugio,  protección de la niñez  y  migración de Argentina, Bolivia, Brasil Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay, este encuentro tuvo como objetivo identificar retos y oportunidades  y delinear algunas sugerencias técnicas a ser tomadas en cuenta por espacios de coordinación regional existentes tales como el MERCOSUR, el Proceso Quito, la Conferencia Sudamericana sobre Migraciones (CSM), entre otros.

En el encuentro se discutieron los distintos enfoques y estrategias de las instituciones de cada país en la respuesta a la protección de la niñez refugiada y migrante, y se analizaron las posibilidades de generar espacios de formación, articulación e incidencia para establecer una respuesta coordinada que tenga en cuenta las necesidades específicas de niñas y niños con características y perfiles diferentes y diversos para la efectiva protección de sus derechos. 

Además, durante el encuentro se presentaron buenas prácticas y experiencias de protección a la infancia de dentro y fuera la región, y se dialogó acerca de los retos y oportunidades y el impacto regional que implica este fenómeno, con el objetivo de elaborar propuestas y acuerdos de colaboración entre las instituciones participantes.

Con un número de personas refugiadas y migrantes venezolanas que asciende a los 3.4 millones en todo el mundo, según cifras de Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela, las niñas, niños y adolescentes son  de los grupos más afectados por esta situación, enfrentando serios riesgos de protección como separación familiar, falta de regularización migratoria, explotación laboral y sexual, trata de personas, reclutamiento forzado, limitaciones en el acceso al registro de nacimiento y a los servicios básicos como salud o educación.