La OIM lanza informe sobre migración indígena desde Venezuela a Brasil


Wednesday, May 1, 2019

Brasilia – El flujo de venezolanos desde su país natal a Brasil ocurrido en esta década sigue siendo uno de los eventos migratorios más importantes en América Latina y una de las historias de movilidad humana en la región más impactantes de todos los tiempos. Unos 3.7 millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos cuatro meses, incluyendo entre ellos a cientos de indígenas.

Esta población – sus características y necesidades específicas – está ahora en el foco de una nueva e importante publicación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El informe, Aspectos Legales de la Asistencia a Migrantes Indígenas de Venezuela en Brasil, representa el primer esfuerzo integral para identificar a esos migrantes. También combina una evaluación exhaustiva de las necesidades del pueblo Warao, migrantes indígenas que se han ido de Venezuela por tierra, y también de otros pueblos indígenas que se encuentran en el norte de Brasil, y las autoridades locales y federales en Brasilia, Boa Vista y Pacaraima.

Erika Yamada preside el Mecanismo de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y es la persona a cargo de la investigación. Enfatiza que “si bien la migración indígena no es algo nuevo, el actual flujo de venezolanos ha llevado la atención de las autoridades públicas y de los líderes de la sociedad civil hacia la necesidad de crear políticas públicas y legislación que tengan como objetivo proteger a esta población específica”.

De este modo, el enfoque de la OIM abarca tres áreas de intervención: derechos humanos, derechos de los pueblos indígenas y ley migratoria local, poniendo el foco en la manera de convertir tales derechos en políticas. El informe contiene 35 recomendaciones que cubren siete áreas claves: debida protección de los migrantes indígenas, aspectos institucionales y gobernanza migratoria, documentación, recepción, educación, salud y asistencia social.

Yamada explicó que en 2019 el Mecanismo de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas se dedicará a redactar recomendaciones acerca de los derechos de los pueblos indígenas en el contexto de las fronteras, la migración y el desplazamiento. “La situación de los migrantes indígenas de Venezuela es un caso que permite comprender el modo en el que el mundo está manejando la cuestión de la promoción de los derechos humanos de los migrantes indígenas”.

Los hallazgos del informe son particularmente importantes ahora, cuando los recientes flujos muestran un aumento en las poblaciones indígenas que llegan a Brasil, con un pueblo indígena nuevo, los Pémon, que se viene a unir al flujo que originalmente estaba compuesto por el pueblo Warao.

De acuerdo con el Jefe de Misión de la OIM Brasil, Stéphane Rostiaux, la asistencia a los venezolanos que llegan a Brasil “ha sido mejorada de manera significativa el año pasado”.

Las buenas prácticas, tales como la provisión de albergues exclusivamente para los migrantes indígenas que mantienen unidas a las comunidades y preservan los modos de vida tradicionales pueden usarse como un punto de referencia mientras otros países se encargan de los pueblos indígenas que están movilizándose.

El informe de la OIM también pone de relieve la importancia de una consulta a la población indígena lo cual constituye la piedra angular para el desarrollo de políticas que permitan el acceso a la educación y a la salud, que sean culturalmente sensibles y que respeten el derecho de los pueblos indígenas a la autodeterminación.

En consonancia con la recomendación principal de uno de los informes, dos actas ejecutivas de 2018, eximen a los ciudadanos indígenas de Venezuela del requerimiento de presentar documentación identificatoria en la cual se declaren los dos nombres de los progenitores al llegar a Brasil, ya que sus documentos nativos originalmente no contienen tal información.

Al evaluar el informe la Profesora Elsa Stamatopoulou, directora del Programa de Derechos de los Pueblos Indígenas en la Universidad de Columbia, destacó que “los pueblos indígenas se encuentran entre los millones que migran dentro de y a través de los países en las Américas y en todo el mundo”. Sin importar que esta migración resulte de la remoción forzada de tus tierras tradicionales, de la persecución, marginalización o extrema pobreza, “los derechos humanos de los migrantes indígenas, incluidos los de las mujeres indígenas, se encuentran amenazados”.

Stamatopoulou ponderó los esfuerzos permanentes de las Naciones Unidas para “colocar el foco sobre estos desafíos” acotando que la “publicación de la OIM es un agregado valioso al tema de la migración de las personas indígenas para el respeto y la protección de sus derechos”.

El lanzamiento de la versión en inglés del informe fue posible gracias al apoyo financiero de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM por su sigla en inglés) del Departamento de Estado de los EE.UU.

El informe está disponible en portugués (link) e inglés (link).

Para mayor información por favor contactar a Vitoria Souza en la OIM Brasilia, Email: vsouza@iom.int; o Marcelo Torelly, Email: mtorelly@iom.int

La comunidad indígena Warao durante un taller de la OIM en Boa Vista.