Los países de América del Sur se consideran altamente vulnerables a los impactos de las amenazas naturales, la degradación ambiental y los impactos adversos del cambio climático. Estos procesos tienen una influencia considerable en diferentes formas de movilidad humana y en la situación de comunidades vulnerables a lo largo de la región. En efecto, en años recientes se han registrado en múltiples países procesos de desplazamiento vinculado con desastres, procesos de migración interna e internacional e incluso casos de reubicaciones planificadas de comunidades expuestas a amenazas. Las proyecciones actuales vinculadas al cambio climático ponen de relieve la necesidad de avanzar intervenciones ambiciosas para mitigar el impacto del cambio climático en la movilidad humana. 

Las actividades de la OIM en esta área temática se enmarcan en la Estrategia Institucional sobre Migración, Medio Ambiente y Cambio Climático 2021-2030 de la OIM así como la Estrategia Regional de la OIM para América del Sur. La Estrategia Institucional define tres objetivos estratégicos para la organización: la formulación de soluciones para facilitar el movimiento de personas; la formulación de soluciones para las personas en movimiento; y la formulación de soluciones para que las personas no tengan que migrar. 

En este sentido, la OIM ha venido implementado actividades de investigación, desarrollo de capacidades, formulación de políticas y apoyo operacional en la región para mejorar el abordaje de la migración ambiental. La OIM cuenta con la colaboración de una amplia gama de socios en esta área temática, incluyendo a entidades gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil, academia, procesos regionales y agencias intergubernamentales y de las Naciones Unidas.